Una  historia de amor que comenzó hace unos años en La Habana, donde Laura y Manu se encontraban de vacaciones con sus amigos.

El destino quiso que un asturiano y una madrileña, se conocieran en tierras caribeñas.

Y años más tarde aquí estamos, listos para su boda en Asturias.

Los preparativos de Laura tuvieron lugar en el Gran Hotel de la Reconquista de Oviedo, maquillada por Reyes Tabarés, vestido St.Patrick,  zapatos Jose Illana, ramo de Pando Floristas, y un precioso tocado en tonos verdes y blancos, realizado en exclusiva para la novia.

Las invitaciones fueron obra de La Suite 64, que crearon sus personajes cartoon con un aire muy cubano al igual que el resto de papelería de la boda

En la iglesia de Luanco, Manu hacía su llegada en bicicleta, su gran pasión, con un total look de Bromio.  La novia llegó en un precioso cadillac El dorado descapotable.

Tras una emotiva ceremonia, se fueron a celebrarlo al Castillo de San Cucao, en donde una banda cubana les esperaba para amenizar la fiesta al “son cubano”

              

Leave A

Comment